Igueste de San Andrés está situado en el suroeste del macizo de Anaga, a unos diez metros sobre el nivel del mar, entre los valles que forman los barrancos del Monte de Igueste y de Chiquita que nacen en las cumbres de Anaga. Junto con Teno es la formación volcánica más antigua de Tenerife, por eso en esta zona se encuentran restos muy erosionados de edificios volcánicos como los acantilados de Tierras Caídas y el Roque de Antequera.

El clima y la vegetación están en función de su situación geográfica, dando lugar a un microclima peculiar que favorece el cultivo de especies frutales tropicales. De hecho cuando se transplantaron variedades americanas como el mango, el aguacate, la papaya o mamey, se hicieron tanto en estas tierras que no se consideraron cultivos alternativos.

Las especies xerofilas como tabaibas, cardones y balos conforman la vegetación basal o de costa, mientras que en la cumbre, la laurisilva domina sobre el resto de las especies. Parte de los montes de Igueste se integran el el Parque Rural de Anaga, casi la única reserva natural de este tipo en todo el Archipiélago.

La riqueza forestal de estos montes ha sido explotada hasta los años cincuenta por vecinos y foráneos quienes obtenían maderas para cultivos, como varas, latas y carbón.

La flora de Anaga es sorprendente, rica en variedad y color y en ella destaca una planta denominada iguesterina, se dice con propiedades curativas,

El mar ha sido la vía de comunicación más rápida y más usada desde antiguo. Los barcos a vela y luego a motor han sido la conexión más frecuente entre Igueste y Santa Cruz. Las dificultades orográficas, con peligrosos acantilados hacían casi imposible la comunicación terrestre entre ambos lugares. Los primeros trayectos por mar costaban una peseta y veinticinco céntimos y se tardaba una hora aproximadamente en realizar el trayecto.

La situación de las comunicaciones terrestres se mantuvo hasta principios del siglo XX, allá por el año 1922, se logró contar con una pista de tierra, que fue asfaltada allá por los el año 1940.

El transporte público comenzó a principios de los años 70 del siglo XX

A unos dos kilómetros de Igueste se encuentra una tranquila y resguardada playa de arena negra, conocida como Cueva del Agua en un lugar denominado Balayo. Cuenta la leyenda que en este lugar el pirata “Cabeza de Perro” escondió sus tesoros. Otras playas próxima a Igueste son las de Playa del Burro, Playa del Llano, Brisueños, Zapata y Antequera.

Otros lugares que merecen ser conocidos son Las Casillas, Lomo Bermejo, Hoja de los Juncos,Chiquina, Cueva de las Vacas, Valle de la Yeguas, el Risco del Perro y el Agujero de la Robada.

(Datos entresacados del libro “Un rincón de Anaga” del colectivo Atalaya, publicado por el Cabildo Insular de Tenerife y Ayuntamiento de Santa Cruz.)

 

Descripción del Valle de Igueste de Antonio Riviere (diciembre de 1740) del libro de Juan Tous Meliá. “Descripción general de las Islas Canarias (1740-1743)

“Es una aldea dependiente de la parroquia de Santa Cruz. No tiene capilla. Van a misa al Valle de San Andrés y acuden a Santa Cruz por los sacramentos. Se compone esta aldea de veintinco vecinos. Su cosecha es de vino, trigo y legumbres.”

 

 

Camino y enredaderaCasa solariegaVieja barca y entrada fincaIglesiaVista panorámica de Igueste de San andrésParada de guaguas con casas al fondoCasa con árbolCasaVirgenIgueste desdel el mar. Fiestas del CarmenIgueste y el mar. Fiestas del Carmen
Casa solariega

Casa solariega

Igueste desdel el mar. Fiestas del Carmen

Igueste desdel el mar. Fiestas del Carmen

Igueste y el mar. Fiestas del Carmen

Igueste y el mar. Fiestas del Carmen

Virgen

Virgen

Copyright © 2009 Puertos de Tenerife

log ministero