TRAMITACIÓN MERCANCÍAS PELIGROSAS
SALVIA
Las mercancias incluídas en el Código Internacional de Mercancias Peligrosas(IMDG) son en su mayoría productos imprescindibles para la industria y la vida moderna. Por ejemplo, encontramos, entre ellas: fertilizantes, productos fitosanitarios, gases para hospitales, pinturas, lejías, etc…

El término mercancía peligrosa incluye, asimismo, cualquier embalaje vacío, no lavado, que previamente haya contenido mercancías catalogadas como peligrosas, salvo que se demuestre que de dicho embalaje se han extraído todos los residuos de este tipo de mercancías y purgado de sus vapores, hasta anular cualquier riesgo o haya sido llenado con una sustancia no peligrosa.

Las mercancías peligrosas se clasifican, según sus riesgos, en nueve clases: explosivos; gases; líquidos inflamables; sólidos inflamables; comburentes y peróxidos orgánicos; tóxicos e infecciosos; radiactivos; corrosivos y varias.

El Real Decreto número 145, 20 de enero de 1989, regula todo lo concerniente a la admisión, manipulación y almacenamiento de las mercancías peligrosas en los puertos españoles, dando competencias a las Autoridades Portuarias para la admisión en la zona de servicio de los puertos, almacenamiento y regulación de este tipo de operaciones.

Tal como establece el Real Decreto, el trámite de admisión de mercancías peligrosas en el puerto, comienza con la presentación de una solicitud en la Autoridad Portuaria y la Capitanía Marítima. Una vez presentada la documentación el operador de Muelle (persona responsable de la descarga y manipulación de la mercancía peligrosa por parte de la empresa Estibadora) realiza la aceptación de la misma. Con los avances tecnológicos actuales y con el objeto de simplificar y acelerar este procedimiento, la Autoridad Portuaria ha desarrollado un sistema informatizado de gestión de las mercancías peligrosas, que supone un modo de comunicación ágil y seguro entre todos los implicados.

Tras su desarrollo, el uno de marzo de 2008 entró en vigor, en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife, el nuevo sistema de Gestión Documental de notificación / autorización de mercancías peligrosas en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife, denominado SALVIA(*)

Mediante el programa SALVIA (*) , todos los agentes implicados interactúan en el procedimiento, desde los consignatarios hasta las terminales, pasando por la propia Autoridad Portuaria y Capitanía Marítima, provocando, de este modo, un abaratamiento de los costes de las tramitaciones y del control de las mercancías peligrosas en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Asimismo, con la aplicación de este procedimiento, se ha dotado a los gestores del puerto, de las herramientas necesarias para que puedan conocer en todo momento, el tipo de mercancías peligrosas y el lugar del puerto en el que se encuentran. Esta situación favorece la elaboración de un mapa de riesgos, de gran utilidad ante una situación de alarma o emergencia.

Su implantación ha sido, sin duda, un éxito para la Autoridad Portuaria tinerfeña. Como muestra, basta exponer que el puerto de Santa Cruz de Tenerife movió en el año 2007 más de diez millones de toneladas de mercancías peligrosas, sin haberse registrado recientemente ningún accidente de gravedad. 

 

Tratamiento y seguimiento de mercancías peligrosas en los puertos dependientes de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife.
SALVIA: DOCUMENTACIÓN Y PROCEDIMIENTOS
Modelo de autorización de usarios del sistema
Modelo de condiciones generales de uso del sistema
Modelo de adhesión al sistema SALVIA.
Salvia Modelo de notificación de permanencia a bordo de MMPP
Salvia Modelo de solicitud de autorización de permanencia de MMPP en puerto
Salvia Modelo de solicitud de admisión de MMPP
Copyright © 2009 Puertos de Tenerife

log ministero